22 de marzo de 2009 - Entrevistas

Kily González - 100x100

"Me terminé haciendo bielsista"

Icono de Central, hombre de muchos años de Selección y personaje total, repasamos una nota de hace un par de años con el Kily. Nombres, historias y anécdotas al por mayor. Imperdible.
 
Reportaje publicado en El Gráfico en la edición de octubre de 2006
 
1 ¿Por qué Kily?
Había amigos míos que a los 3 o 4 años no les salía decir Cristian, y a uno le salió Kily, y cargándolo a él me quedó a mí. Ahora me conocen todos por ese apodo.
 
2 ¿Te gustó?
No me gusta que mis amigos íntimos me digan así. En el fútbol no me queda otra, pero entre mis más amigos, algunos me dicen Lucky, Cristian o Quilombo. Kily ya me cansó un poco.
 
3 ¿Por qué te tatuaste al Pato Lucas?
 Me lo hice porque de chico tenía una locura medio linda. Soy inquieto, y el pato es totalmente rompe huevos. Me lo tatué con la camiseta de Central cuando tenía 14 años. Mi viejo casi me mata.
 
4 ¿Dónde quedó el pelo rubio hasta la cintura?
Pelo lindo y rubio… me lo corté cuando empecé el jardín. Tenía un pelo extraordinario… (risas)
 
5 ¿Tu vieja sigue guardando todo lo que sale publicado de vos?
Algunas cosas sí, otras no, si no te volvés loco. Ella es una de mis fans, por eso, cuando las cosas no te van bien, a los primeros a los que les duele es a ellos.
 
6 ¿Cuando cobraste tu primer premio te escapaste del entrenamiento para ir a darle la plata a tu mamá?
Sí. Fue la sensación más linda con relación al fútbol. Yo entrenaba con la Primera pero jugaba en la Quinta, y en un clásico que ganamos acá en el Gigante había ido al banco. Al otro día me llama Omar Palma y me da un toquito en billetes de cien; no los había visto nunca. Tenía 17 años y pedí permiso para rajarme a mi casa. No tenía ganas de entrenarme. El profe Nardi al principio no me dejó, pero le insistí y me autorizó. En el colectivo iba con el toquito de billetes en el bolsillo del pantalón y lo apretaba con las dos manos. “Esto nos va a servir para tapar unos huequitos que tenemos”, me dijo mi vieja. Teníamos más agujeros… le debíamos a todo el barrio.
 
7 Una vez contaste que no leías libros, sólo revistas y diarios. ¿En Europa cambiaste o seguiste igual?
No, yo sigo igual. Me pongo una peli. Leer te abre la mente, te da facilidad de palabra, pero nunca me tiró. Tal vez porque nunca hubo un libro que me haya atrapado.
 
8 ¿Recorriste Europa o nunca tuviste tiempo?
Sí, conocí muchos lugares, pero no con el equipo, porque ahí vas del hotel al estadio en el micro y nada más. Pero cuando tenía tiempo libre volvía a las ciudades que me habían interesado.
 
9 ¿Cuál fue el lugar más raro donde jugaste un partido?
En China, Japón… pero jugar en los mejores estadios de Europa no me lo quita nadie.
 
10 ¿Por qué elegiste Boca en vez del Real Madrid en el 96?
Hace diez años no se sabía tanto del fútbol europeo como ahora. No había tanta televisión por cable ni internet. De pedo tenía los canales de aire de acá de Rosario. Yo no sabía cómo era el Real Madrid como equipo. Y además se metió Maradona, lo máximo como jugador y persona para mí. Que él te diga: “¿No querés venir a jugar conmigo?” fue algo increíble. Llamaba a mi casa para que fuera a Boca y hablaba una hora con mi viejo para convencerme.
 
11 ¿Te acordás qué fue lo primero que te dijo Diego cuando llegaste a Boca?
Fui a firmar a la sede y me dijo que me estaban esperando con los brazos abiertos. Y que me sintiera importante, porque para jugar en un lugar como Boca te tenés que sentir importante.
 
12 Una vez Maradona te preguntó quién era tu ídolo y vos le dijiste que era el Negro Palma. ¿Cuál fue su reacción?
Me mandó a la mierda (risas). Pero para mí Omar es único. Yo lo disfrutaba todos los domingos como hincha y después jugué con él. Fue un sueño cumplido.
 
13 Maradona, Caniggia, Verón, vos… linda banda…
Sí, pero vos fijate que no ganamos nada. Teníamos un equipo que con los nombres era campeón de todo sin jugar, pero con los nombres y la camiseta ya no se gana.
 
14 En Central también armaron otro grupo lindo con Vitamina Sánchez, Carbonari, Gordillo, Belloso
Acá, varios hicimos las inferiores juntos y subimos a Primera al mismo tiempo. Queríamos concentrar tres días antes, seguíamos como en la pensión. Y en la
cancha volábamos, porque éramos amigos además de compañeros.
 
15 ¿Cuántas escapadas de concentraciones tuviste?
No era de escaparme. Trataba de divertirme, pero lo mío es pura fama. Salía, sí, pero no tanto como lo que se decía. Ojo que no soy ningún santo, pero tampoco la pavada
 
16 La gira por China con Boca debe haber sido algo increíble, ¿no? 
Sí, uno va conociendo costumbres de tanta gente que quedás alucinado. Las comidas, las vestimentas, los idiomas. Todos los días agradezco lo que me dio el fútbol, soy un afortunado por estar metido en esto y desde hace tanto tiempo.
 
17 Verón te acusa de haber roto un jarrón que valía una fortuna…
Sí, lo rompí yo. Me volvía loco con esos jarrones. Cuando estábamos por irnos, le dije a Sebastián de llevarnos uno. Pero él me decía que no, que no entraban en el bolso. Y mientras hablábamos me senté sobre una mesa, y cuando me apoyo, toco uno que estaba ahí al costado, el jarrón entró a tambalear y se hizo mierda contra el suelo. Al toque, Bilardo –que es rapidísimo– me agarra y nos lleva caminando a todos al micro. Yo estaba con remera y todos estaban de campera, entonces me tiraron una campera y me la puse, pero a esa altura ya me seguían los chinos por todos lados, para que no me raje. Ahí nos subimos al bondi y Bilardo se quedó abajo, hablando con los tipos. Pero imaginate al Doctor haciéndose el que no sabía nada y hablando por señas con los tipos esos, porque chino no sabe. Al final no sé si el jarrón lo terminó pagando él o Boca, pero era enorme.
 
18 ¿Cuál fue la mejor joda que le hiciste a la Brujita?
Yo lo pelé. El no se pelaba a cero, se dejaba una sombra. Una vez, en Santa Fe, cuando estaba pasándose la maquinita, le pegué y se sacó todo el pelo. En la habitación también estaba Blas Giunta y le hice lo mismo. Y juraron vengarse. Mientras dormía, me agarraron y me sacaron las patillas, me raparon todo el costado. Me habían arruinado. Mi vieja lloraba viendo el partido por tele.
 
19 ¿Y la mejor joda de concentración?
Hice miles. Pero con Gustavo López, con quien andábamos juntos en Zaragoza, hicimos desastres. Una vez en la Selección concentrábamos los dos con el Cholo Simeone, que es un enfermo del fútbol. Nosotros queríamos ver los programas donde había minas, pero el Cholo no nos dejaba; era todo fútbol. “A las diez juegan Alemania-Mongolia”, nos decía. Y había que verlo. Un día bajamos a comer, pero con Gustavo volvimos antes a la habitación y le sacamos al Cholo la cama, el colchón, todo, y nos fuimos al sobre a esperar que volviera, tapados hasta la nariz. “¡Hijos de puta!”, nos gritaba cuando vio que su cama había desaparecido. Y lo llamaba desesperado al profe Bonini para que viera lo que le habíamos hecho. El quería ver su partido y se encontró con que el colchón había volado por la ventana del predio.
 
20 ¿Tenías a alguien de hijo, al que siempre agarrabas para boludear?
En Zaragoza teníamos un compañero “brazuca”, Gilmar, que jugaba de central y era pastor evangélico. Y a mí y a Gustavito nos decía: “Están por el mal camino, tienen que acercarse más a Dios”, y nosotros le decíamos que nos hable de él, que nos cuente. Nos llevaba a su habitación y mientras él oraba con los ojos cerrados, Gustavo le escribía con birome “Jesús te amo”, “Te queremos con nosotros” en las sábanas. O le pedíamos frazadas y cuando iba al placard, Gustavo saltaba de adentro y lo asustaba. Pobre negro, era tan bueno… pero cuando jugábamos contra Brasil siempre nos ganaban, así que había que cerrar la boca.
 
21 ¿Es verdad que lloraste abrazado a Verón cuando se fueron de Boca?
Sí. Con la Bruja siempre nos tuvimos mucho cariño. Vivimos todo tan rápido juntos –igual a él le fue un poquito mejor después, ja– que todo fue muy fuerte. Se desmanteló muy rápido ese equipo. Nos fuimos con diferencia de un mes. Había mucho sentimiento de los dos, porque Boca te marca por lo que representa, por lo que se vive, por lo que te muestra la gente, la prensa.
 
22 ¿En esa época conociste muchos “amigos del momento”?
Sí, en todos los equipos hay gente que se te arrima para sacar algo. Pero vos te das cuenta quién lo hace por conveniencia. Y si te fijás, la gente que está a mi lado es la que está desde siempre. Son mis amigos del barrio, de cuando era chico y todavía no jugaba.
 
23 Cuando pasaste de Boca al Zaragoza todo fue muy rápido y se rumoreó que fue por un tema de doping
Yo tengo fama de todo, aunque no soy el peor ni el mejor. Disfruto los momentos. La he cagado a veces, pero cuando te ponen una etiqueta no te la sacás nunca más. No fui un santo, tampoco me arrepiento de nada. Hubo muchos rumores, pero no fue nada de eso. Si incluso ahora dicen que vine a Central por la plata…
 
24 ¿Con Macri te llevabas bien?
Sí, bien. Teníamos una pequeña amistad, no era la típica relación dirigente-jugador.
 
25 ¿Y ahora que elegiste Central en lugar de Boca?
Yo creo que está todo bien. El, como fanático de un equipo, tiene que entender lo que yo siento por Central.
 
26 ¿En Boca la Bruja y vos eran como Beavis y Butthead?
Eramos muy rompehuevos. El de La Plata, yo de Rosario; fue una cosa muy grossa. Eramos los dos pendejos de ese plantel.
 
27 ¿Es cierto que antes de conocerlo pensabas que era un agrandado?
Sí, yo lo odiaba, porque lo veía… Viste como es él... Uno a veces se deja llevar por la imagen, pero cuando lo conocés es un fenómeno. A mí también me pasó. En Valencia me querían pegar todos. A Mendieta yo lo odiaba, pero cuando fuimos compañeros nos dimos cuenta de que no éramos malos tipos, ja.
 
28 Y después de haber estado juntos en Boca se reencontraron en el Inter
Sí, y seguíamos con las jodas de siempre. Seguimos siendo los mismos de la época en Boca, pero con treintipico de años. Hacemos las mismas boludeces con más años.
 
29 ¿Adriano tenía mala onda con todos los argentinos?
No, era con la Bruja solamente, porque él le decía las cosas de frente. Cuando vos tenés una discusión en una cancha, las cosas te las dicen para ayudar al equipo. Pero el negro se lo tomó todo más personal y por eso fueron los problemas que tuvieron.
 
30 ¿Cómo convivían en un plantel superpoblado de figuras como ése?
Era un quilombo. Era muy difícil porque había tipos de todo el mundo, que hablaban mil idiomas. Pero había buena onda porque obteníamos los resultados que buscábamos.
 
31 ¿Te sentís campeón de los dos últimos scudettos?
Sí, por supuesto. Después te ponés a pensar “con razón no podíamos salir campeones”. Los dos torneos salimos terceros. Y se te cruzan algunos partidos donde te cobraron penales en contra o cosas así. Nosotros hicimos el esfuerzo peleando contra equipos que hacían trampa, aunque un poco al pedo, porque con los planteles que tenían no la necesitaban.
 
32 ¿La italiana es la liga más corrupta de todas?
No sé si es la más corrupta. Pero vos fijate cómo es El de Arriba, que ve todo pero después los hace salir campeones del mundo.
 
33 ¿Tenías conocimiento de todo lo que pasaba?
Lo comentábamos entre nosotros en el plantel, pero como se puede hablar de un penal raro que le cobran a cualquier equipo, o cosas así.
 
34 Un tiempo antes de ir al Inter, la Juventus pidió precio por vos y del Valencia contestaron que valías 30 millones de dólares. ¿Te pareció ilógico?
Sí, es una locura. Nadie vale 30 millones. Pasa que el fútbol mueve tantas cosas que hay gente que manotea de todos lados… Lo importante es que el jugador, que es el gran protagonista, saque beneficio de todo eso. Si valés 30 millones, que te hagan un contrato por esa guita. A veces te da vergüenza, porque en Argentina mucha gente se caga de hambre pero escuchás cifras irracionales por un futbolista.
 
35 ¿Qué pesó más: la alegría de haber debutado en la Selección, y encima contra Brasil, o la bronca de que te hayan echado a los tres minutos?
No me di ni cuenta, porque estaba en una nube, no podía creer que estaba en la Selección, jugando en cancha de River. Además, la jugada no fue para roja. El brasileño exageró, y como habían rajado a uno de ellos, me expulsaron a mí. Por suerte, cuando terminó el partido Daniel me habló, me tranquilizó y me dijo que no me preocupara, que tenía mucho por delante. Y Grondona también tuvo palabras reconfortantes conmigo.
 
36 Pero después Passarella no te llamó nunca más
No me citó porque seguro que mi nivel no era de Selección. No lo tomé como algo personal ni les di bola a los rumores que decían que no me llamaba porque estaba con Maradona o porque usaba arito.
 
37 ¿Te dolió no haber ido a los Juegos de Atlanta 96?
Sí, eso sí me dolió, pero son tristezas que después pasan.
 
38 ¿Cómo se explica que cuando te bajaste del avión para jugar un partido de eliminatorias te hayan robado la billetera y el celular?
Uh… odié la Argentina ese día. Mirá que la amo, pero fue una impotencia terrible. Estaba en el predio de Ezeiza concentrado y me quería volver a Europa. No tenía mucha guita, pero me robaron cosas de valor sentimental y unos compacts. Fue muy triste y me agarró un odio bárbaro. Por suerte se dignaron a tirarme los documentos en el baño.
 
39 ¿Si el técnico que sucedía a Passarella en la Selección no hubiese sido Bielsa, te habría convocado?
Qué sé yo… pasa por gustos y sistemas de cada entrenador. Cada uno tiene su forma de jugar y la asocia a futbolistas que la puedan plasmar. El fútbol de Bielsa pasa por lo físico y el protagonismo. Y todos soñamos con ir a Brasil y ser protagonistas. Te comías tres goles porque los ibas a buscar. En esa época nos tenían miedo todos los seleccionados.
 
40 ¿Nunca hubo pica con él por Central y Newell's?
No, eso hizo que haya un respeto mutuo, y también una admiración de mi parte hacia él. Después de Bielsa es jodido tener a otro entrenador. Y no lo digo porque estuve en casi todas las convocatorias; hay gente que no jugó muchos partidos y dice lo mismo. Me siento orgulloso de haber trabajado con él.
 
41 ¿Es cierto que es divertido en la intimidad?
Sí. Tenía palabras, gestos, comentarios, risas… Marcelo es serio, y mucho no le gusta que hablen de él, pero tiene su forma especial de saberse meter en los momentos justos.
 
42 ¿Su esquema de juego te convenía?
Sí, por mi forma de jugar con dinámica, cambio de ritmo, pude estar en la Selección. Fue el que mejor me supo explotar.
 
43 ¿Te terminaste haciendo bielsista?
Y sí... Yo me siento identificado con él. De todos los entrenadores que uno tiene va sacando lo mejor. Pero también agradezco lo que me aportó Bilardo. Hoy el fútbol es dinamismo, actitud, cambio de ritmo, ser polifuncional. Y todo eso me lo dio el Doctor.
 
44 ¿Durante cuánto tiempo Argentina fue el mejor equipo del mundo?
Hasta el día que quedamos afuera del Mundial 2002. Hasta que los resultados no nos acompañaron. Hasta que El de Arriba dijo: “No es para ustedes, muchachos”. Teníamos la mejor Selección del mundo, sin dudas. Lo decían todos y los resultados nos avalaban. Pero nos quedamos afuera y te tenés que callar la boca. Le generaste 20 situaciones de gol a Suecia, pero te embocaron un gol de tiro libre. Con Inglaterra era un partido para empatar o ganar, pero perdiste por un penal. Y te fuiste. A llorar a la iglesia. No ligamos. No tenía que ser para nosotros. No se ligó nada.
 
45 ¿La Copa América 2001 tendrían que haberla jugado, así se ganaba un título y se cortaba una mala racha de cara al Mundial?
No sé. A priori la podríamos haber ganado, pero no fuimos. Para mí, junto a la de Basile, la de Bielsa fue una de las mejores selecciones que se formaron. Pero El de Arriba no quiso que ganáramos nada.
 
46 ¿Volviste a ver algún partido o resumen de Corea-Japón?
No, nada.
 
47 ¿Lloraste después de la eliminación?
Sí, mucho. No era justo. No merecíamos eso. Nosotros habíamos hecho todo para merecer un poquito más. No tengo dudas de que si pasábamos de ronda, éramos campeones del mundo.
 
48 ¿Entonces fue un fracaso o mala suerte?
Lo tenés que tomar como un fracaso. Pero no ligamos nada. Mirá la última Selección. Fue al Mundial, tuvo un poco de suerte, jugó bien y llegó donde llegó. Y con un poquito más de ojete, era campeón del mundo. Si le ganaban a Alemania, eran campeones.
 
49 ¿Los conflictos sociales argentinos de esos años les generaron una presión extra?
Tuvimos presión todos los partidos durante cuatro años, pasa que después de perder se buscan excusas. Vos te agarrás del resultado final. Presión tiene el que se levanta para laburar y no tiene para comer. Acá somos muy resultadistas. Si salís segundo, sos un fracasado. ¡Y te estoy diciendo segundo!
 
50 “Cuando el jugador argentino está complicado, no falla”. ¿El Mundial 2002 fue la excepción?
Pero nosotros veníamos bárbaro. No estábamos complicados. Si ganábamos el último partido, pasábamos. Encima no perdimos contra los suecos. Fijate la mala leche que tuvimos que el gol contra Suecia fue de rebote de penal. ¡Ni el penal pudimos meter!
 
51 Mucha gente terminó culpando a Verón de lo que pasó…
Yo no vi nunca esa imagen polémica de la que todos hablan. Pero el motivo que dio él está bien. Si vamos perdiendo y te hacen ese gesto de tranquilidad, todos se ponen locos, sí. Pero si tirás el centro mal, termina siendo mucho peor.
 
52 En lo personal, venir jugando y de repente no estar en el debut contra Nigeria, ¿cómo lo tomaste?
Me dolió mucho, pero me la comí. No estaba bien futbolísticamente y Marcelo decidió sacarme.
 
53 ¿Te sorprendió que Bielsa siguiera?
No por él, sino porque en Argentina sólo se busca ser campeón y nada más. Eso demostró que se valoró el trabajo que hizo en su proceso.
 
54 Lo que pasó en la final de la Copa América contra Brasil, ¿fue un descuido, una desconcentración, se habían relajado o fue mérito de Adriano?
Fue un ojete terrible de Brasil… cierro los ojos y me acuerdo de la jugada. No se puede creer. Pensé en dejar de jugar. No podía ser, por cómo habíamos jugado en toda la Copa. Desconcentración no fue porque estaban todos tomados. Fue mérito del gordo que le quedó y la clavó… Y después arrancamos anímicamente mal en los penales, y encima erramos los dos primeros…
 
55 Aunque sea vos pudiste sacarte un poquito la espina de 2002 y de la Copa América 2004 con la medalla en Atenas, ¿o no tiene nada que ver?
Son cosas duras, tristes. Pero dentro de todo logramos una cosa que le faltaba al fútbol argentino. Quedamos en la historia de la mejor manera.
 
56 ¿Reivindicaron el prestigio de Argentina, que hacía mucho que no ganaba nada, y el de ustedes?
 Sí, porque habían pasado 10 años sin ganar nada. Lástima que no estuvieron todos los chicos del Mundial, pero sentimos que ellos también estaban. Por lo menos se valoró el logro que faltaba.
 
57 ¿Sintieron el espíritu olímpico y todo lo que se habla de los Juegos pese a no estar en la Villa?
Para mí fue la experiencia más linda que viví en el fútbol. Era como estar en una pensión. El grupo era extraordinario. Dormíamos en una cama re chiquita que nos teníamos que hacer nosotros, no teníamos tele, había que tomar un bondi para ir a desayunar y almorzar.
 
58 ¿Te cruzaste con algún grosso?
Sí, me quedé asombrado por la humildad de Emanuel Ginóbili. Estuvimos con los chicos de voley, con las Leonas. Y de los de afuera vimos a muchos tenistas, al chino Yao Ming. Fue muy lindo cuando nos juntamos a comer todos los argentinos. También fuimos a ver un partido de vóley. La pasamos muy bien.
 
59 ¿Y la renuncia de Bielsa cómo la tomaste?
Mal, fue un golpe muy grande. El tenía sus razones y las respeté, pero no las acepté nunca. Porque yo sé todo lo que tuvo que sufrir por cómo lo castigó la prensa.
 
60 ¿La viste venir, él les comentó algo?
No. Cuando le ganamos 3-1 a Perú allá, por las eliminatorias, estaba muy contento. Y de repente pasó. Yo me enteré en Italia.
 
61 ¿Hasta cuándo te ilusionaste con ir a Alemania?
Hasta el final. La esperanza era poca, pero soy positivo. Me di cuenta de que no iba después de mi lesión contra Uruguay, cuando dejé de tener contacto con la Selección.
 
62 ¿Te dolió no haber estado?
Sí, la forma sobre todo. Porque no me rompí en el Inter; fue con la Selección. Estuve cuatro meses sin recibir una llamada del doctor o del cuerpo técnico. Creo que no era justo. Pero Pekerman habrá tenido sus razones. No le tengo rencor. Cuando me llamó antes de la lista, le deseé lo mejor.
 
63 ¿Te llamó para decirte que no ibas a estar?
Sí, pero le dije que no me servía para nada. No tiene sentido llamar a un tipo después de cuatro meses, una hora antes de dar la lista y decirle que no va. Es preferible que no te llamen. El respeto es antes. Es preguntarte cómo estás de la lesión, que fue lo que me hizo perder
continuidad en el Inter.
 
64 ¿Y el tema de la capitanía?
A Ayala lo eligió el grupo, pero Pekerman puso a Sorin. Para mí es más meritorio que te elijan tus compañeros, pero hay formas y formas.
 
65 ¿Y la pelea entre la Bruja y Juampi cómo la viviste?
Son problemas personales entre ellos. Yo tengo relación con los dos. En Europa nosotros seguimos siendo extranjeros y yo no quería que se vea la imagen de dos argentinos peleándose. Traté de acercarlos, pero si después te cierran la puerta, se acabó. Cada uno asume lo que hace.
 
66 ¿Argentina estaba para más en Alemania?
Sí, era el equipo que mejor jugaba al fútbol. Manejaba, tocaba la pelota. Italia ganaba metido atrás, salvo cuando superó a Alemania poniendo dos delanteros más. Eso le faltó un poquito a Argentina. Si hubiera metido a Aimar o a Messi contra los alemanes, ganaba el partido. Ellos estaban muertos.
 
67 ¿Se equivocó José con los cambios?
No, no digo eso. Pero creo que era el momento. No querían más. Había que atacarlos con jugadores rapiditos.
 
68 ¿Vos estás con los que dicen que Riquelme juega bien o con los que dicen que es lento?
Riquelme juega bien. No es lento; te da más pausa que otros. Eso hace que el equipo sea más lento, pero Román es rápido con la pelota. A la hora de decidir, tarda un segundo más que el resto. En el Mundial lo vi por momentos bien, pero tuvo algunas lagunas.
 
69 ¿Tendría que haber seguido Pekerman?
Creo que sí. Hizo las cosas bien en el Mundial. Pero él tendrá sus razones y deben ser respetadas.
 
70 ¿El Coco es una buena opción?
El Coco Basile es uno de los entrenadores que más ganó. Copas América, torneos locales y copas internacionales, además hizo las cosas muy bien en Boca. Y tiene la ideología de juego que le gusta al argentino.
 
71 ¿Qué otro técnico hubieses puesto?
 Me gusta Burru. Lo veo que va para adelante. También me gusta Pumpido. Tiene mucho diálogo con el jugador. Y hoy el técnico pasa por tener contento al jugador. Nos gusta que nos hagan sentir importantes, que nos mimen. Con Bilardo en Boca estaban el Tata Brown y Nery como ayudantes, y él se la pasaba hablando conmigo.
 
72 ¿Te ves con posibilidades de que te convoque Basile?
Las chances están, pero hay que ser realista. Después dependerá de mi nivel. Ahora sólo pienso en estar bien en Central.
 
73 ¿El título de liga con Valencia fue el más importante de tu carrera?
 Sí, porque fue después de 32 años de no ganar nada en Valencia. Fue muy lindo. La gente lo disfrutó como loca.
 
74 ¿Cuál final de Champions te dolió perder más: la primera contra el Real Madrid o la segunda contra el Bayern Munich?
La segunda. La primera todos estaban conformes hasta dónde habíamos llegado, y la gente se relajó. Pero en la segunda nos encontramos ganando 1-0 y ahí nos pesó un poco la inexperiencia. Esas dos finales y la de la Copa América 2004 no me las olvido más.
 
75 ¿Cúper es un pecho frío?
No, él tiene su forma de ser. El único que lo hacía reír era yo. A mí me ayudó mucho, porque cuando estaba en Zaragoza él me pidió. Y cuando se fue al Inter también me quiso llevar. Y mirá que discutíamos…
 
76 ¿Por qué le cuesta tanto ganar las finales?
Porque son “leche”. No tiene lógica. No lo podés creer. Perdés, perdés y perdés…
 
77 ¿Cuándo fue el quiebre en tu relación con él? ¿Por cuestiones futbolísticas o extrafutbolísticas?
Peleábamos por cosas futbolísticas, pero no teníamos mala relación. SI no, ni me hubiese pedido para los clubes a los que fue.
 
78 ¿Cuál fue el mejor DT que tuviste?
Hay entrenadores que me agregaron cosas. Yo en inferiores jugaba de media punta. Era tipo Aimar, te lo juro, jugaba bien de verdad cuando era chico. Y después Bilardo me dio otras cosas, pero perdí habilidad con la pelota. El que más me exigió fue Bielsa, por que él sabía lo que podía dar.
 
79 Con Rafa Benítez tampoco tuviste una buena relación en Valencia…
No, para nada. Odio la gente con soberbia. Vos podés hacer cambios, pero no podés pretender hacerlos de la noche a la mañana. Tuve discusiones grossas con él y una vez casi nos vamos a las manos.
 
80 Y encima en 2002 te rompiste los ligamentos.
Sí, fue una rachita mala. Porque el no estar contento en un lugar me hacía estar muy tenso, nervioso, y eso repercutió en el cuerpo.
 
81 ¿Es injusto lo que le pasó a Ayala con los hinchas del Valencia?
Sí, claro. El Ratón le dio muchas cosas al equipo.
 
82 ¿Y cómo se explica que hayan dejado ir tan fácilmente a Aimar?
Es una cosa de locos, no se puede creer. ¿Quién no va a querer a Aimar en el equipo? Es de los jugadores diferentes, además es un tipo que mete como loco. Pablo nos hizo ganar la primera liga solo.
 
83 ¿Por qué volviste a Central y no a Boca?
Por sentimiento. Yo quería venir a Central, pero Astrada había declarado que en mi puesto ya tenía dos jugadores. Mi representante me mostraba el diario y me decía: “En tu club no te quieren”. Y me dolió un poco. La fácil hubiese sido irme a Boca, pero quise venir a Rosario para pelear el lugar porque a este club lo amo. Si fuese mala leche, arreglaba con Boca y decía “Astrada no me quería”, y cuando jugábamos contra Central le vendía humo a la gente haciéndole gestos, pidiéndoles perdón y diciéndoles que los quiero. Pero elegí venir para acá, hablé con Leo y quedó todo aclarado. Lo de Astrada me había matado, pero el Petaco Carbonari me dijo: “Firmá, ‘Quilombo’”. Y firmé por él.
 
84 ¿Y cómo viviste lo que pasó con la salida de Astrada?
Me rompió los huevos, porque la situación no me gustaba para nada. Llegaba yo y Astrada se iba. Muchos seguro que pensaron que lo eché yo. Pero hablé con el plantel y se aclaró todo.
 
85 Tu regreso a Central no fue el mejor ni mucho menos…
Pasa que yo vengo de 10 años en Europa, donde se lesiona uno y al toque lo sacan. Reaccioné mal. Pero si escuchás el crujido que sentí yo y vas perdiendo, y no la sacan y te la pisan… se me cortó la cadena y me expulsaron.
 
86 ¿Cómo definirías a Bilardo?
Un loco por el fútbol. Está un paso adelante de los otros, es un visionario.
 
87 ¿Passarella?
 Es una persona muy exigente con el jugador, porque sabe que tenés más para dar.
 
88 ¿Bielsa?
El quería todo a la perfección, sin errores. Es un perfeccionista, aunque en el fútbol no se puede encontrar en su totalidad. Pero él lo intentaba.
 
89 ¿Grondona?
Me ayudó bastante en varias cosas. Yo tengo mucha relación con su nieto y me siento un nieto más. Lo considero sincero; conmigo siempre fue de frente.
 
90 ¿Maradona?
A mí me ayudó una banda como persona. Me dio muchos consejos, y que te los dé Diego no es lo mismo que te los diga otro tipo
 
91 ¿Batistuta?
Es el tipo más humilde que conocí en el fútbol. Gaby no tiene drama con nada.
 
92 ¿Rafa Benítez?
Quiere ser protagonista siempre, le gusta manejar al plantel a rajatabla. Como entrenador es muy inteligente y tiene un profe que es el mejor del mundo, físicamente volás.
 
93 ¿Cúper?
Un gran contragolpeador. Formaba todo en relación a cubrirse primero y atacar después. Un tipo sin muchas palabras, pero que siempre te dejaban algo.
 
94 ¿Roberto Mancini?
El Mancho todavía seguía siendo jugador. Tenía reacciones con el plantel que no iban bien. Era muy calentón.
 
95 ¿Massimo Moratti?
Me pongo de pie. Le dicen “millonario boludo”, porque gasta y gasta. Pero le terminaron dando la razón. Es el mejor del mundo, no conocí otro dirigente tan bueno como él. Vos nada más tenés que preocuparte por jugar.
 
96 Si te digo Cromagnon, ¿sabés que es?
Sí. Nosotros tenemos que vivir con los pies en la tierra. El fútbol no es lo único que tengo en la vida. Cuando estaba en Europa estaba al tanto de todo lo que pasaba acá. Hubiese sido hipócrita haberme ido y olvidarme de lo que sucedía en Argentina. Porque yo tengo mi gente acá, entonces me acoplo a lo que viven todos.
 
97 ¿Cómo ves el tema político en el país?
Acá roban todos. Y nosotros apenas vemos un poquito, o nos enteramos de muy poco de lo que chorean. Después está el gran error de pensar sólo en nosotros. Y la falta de educación, que es el gran problema del país. Sin educación se va todo al carajo.
 
98 ¿En Central hasta cuándo te pensás quedar?
Hasta que me den las piernas. Un par de años más.
 
99 ¿Y después?
Estoy ayudando a chicos, tal vez no directamente como representante, pero para ir formando a los pibes, que sepan cómo manejarse. No darles un consejo, pero sí ayudarlos a que pasen cosas que yo ya pasé y no la caguen como la cagué yo.
 
100 ¿En la fecha 13 cómo salen contra Newell's?
Ganamos 2-0 (*)

(*) Rosario Central ganó ese partido 4 a 1 con un gol del Kily.

 

Todas las noticias
del Kily están en :
www.cristiankily
gonzalez.
blogspot.com
ULTIMO PARTIDO
CENTRAL 2 - Chacarita 1
Domingo 17/04 16:05
Gigante de Arroyito
Si te sacaste una foto
con el Kily y la
querés ver en esta
página mandala
por mail a:
arcarnovale@gmail.com.
 
9812 visitantes (19192 clics a subpáginas)
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=